El Sistema de nombres de dominio (DNS) brinda servicios de administración de nombres de dominio y servicios de resolución de DNS fiables, escalables y de alta disponibilidad. Traduce nombres de dominio o recursos de aplicaciones en direcciones IP requeridas para la conexión de red. Por lo tanto, las solicitudes de acceso de los visitantes son direccionadas hacia los recursos deseados.